Jueves, 07 Marzo 2019 09:54

¿MENAS o niños?

Escrito por
Valora este artículo
(6 votos)

menas o niñoCon 12 años decidió salir de su casa, porque ya entendía que, siendo el único varón de la familia, huérfano de padre y con su madre enferma, debía hacerse cargo de la economía familiar. Caminó por las calles de la capital trabajando de lustrabotas. Pero no alcanzaba el dinero para mantenerse él y su familia, por lo que decidió probar suerte en otro país. No pudo despedirse de su madre directamente, quien tuvo que darle la bendición a través de un amigo.
Desde los 13 años caminó solo por países como Niger, cruzando el desierto, donde cuenta que deseó morir y que Dios le permitiese acabar ya con su sufrimiento de niño obligado a ser adulto demasiado pronto. Al fin llegó a Argelia donde pudo trabajar durante más de un año, pensando que ya podría asi enviar dinero a su madre. Sin embargo le hablaron de otro lugar, de otro país, más allá de un mar que nunca había visto, pero donde podría conseguir su objetivo. Y entonces el dinero fue para ahorrar y poder pagar su costoso viaje a esa especie de paraíso con el que tantos junto a él soñaban.
Pero no iba a ser fácil. La puerta del paraíso está cerrada. Es alta, con cuchillas. Su cuerpo de niño, que ya había crecido, tuvo que arriesgar varias veces la vida. Y al fin pudo conseguirlo, aún no sabe cómo, no se explica cómo pasó de un lado al otro, de donde sacó la fuerza. ¡ Saltar 3 veces 6 metros de altura!
A sus 16 años ya estaba en el paraíso. Pero aquí nadie le reconoce su edad. La policía solo quiere medir sus huesos. Esa prueba determinará su futuro. Pero nadie le pregunta cómo llegó, de donde eran sus heridas, qué buscaba aquí.El único interés era buscar la excusa perfecta para su “devolución”, que es como se llama en lenguaje policial a la expulsión al lugar de sufrimiento de donde ya venía.
Esta es la historia de muchos niños y niñas que llegan a España, englobados como MENAS, nombre que ya nos hace olvidar su condición de niños y los califica como inmigrantes atrevidos, precoces, olvidando la realidad de su situación de menor.
Cómo menor o como adulto.Da igual. En general no lo miran como persona. Y esta es la realidad de tantos menores que llegan a nuestro país y que quedan en un limbo al que nadie quiere dar respuesta concreta. Como dijo el Papa Francisco…Una vergüenza.
 

Lunes, 25 Febrero 2019 13:22

Buen viaje Karim

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

FOTO KARIM

Karim llegó a Proyecto Nazaret hace más de un año. Sin conocimientos de español, pero con un claro deseo de construir su vida en España. Los continuos intentos por crear un negocio en su país con el que poder mantenerse él y su pequeña hija se vinieron al suelo una y otra vez. Por lo que decidió intentar sobrevivir fuera de Costa de Marfil, su país natal. Pudo prestarse dinero para llegar en avión hasta Marruecos, pero el resto de su viaje lo tuvo que hacer en patera.

Lleno de ilusiones por aprender, y después de pasar un tiempo en un centro en Huelva, llegó a Nazaret. Las vallas con las que se ha encontrado Karim no son de hierro y concertinas. La valla del idioma, las vallas legales, ….han sido las que Karim no ha podido saltar.
A pesar de su enorme esfuerzo por aprender español, y de demostrar día a día su capacidad y experiencia profesional, sus valores personales, su implicación y su responsabilidad, el seguimiento de cualquier indicación que se le hiciera para entender cómo acceder al mercado laboral en España…no ha sido suficiente. Porque nuestro sistema a veces no ve más allá. La rigidez de nuestros esquemas a veces hacen imposible valorar otro montón de habilidades personales, que son las que realmente nos configuran como persona trabajadora. Y volvemos a levantar una valla que hunde en la frustración y te relega al punto de partida.
Karim ha decidido continuar su viaje en otro espacio, en otros lugares y queremos seguir acompañando su viaje, respetando su decisión, pero preguntándonos también, si no estaremos perdiendo con nuestras exigencias la posibilidad de descubrir precisamente a aquellos y aquellas que pueden dar una carácter más humano a nuestros puestos de trabajo.
 

Miércoles, 20 Febrero 2019 10:31

Un día para la Justicia Social

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

El 20 de febrero se celebra el día de la Justicia Social. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) adoptó por unanimidad la Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa el 10 de junio de 2008.

La ONU reconoce que el desarrollo social y la justicia social son indispensables para la consecución y el mantenimiento de la paz y la seguridad en las naciones y entre ellas, y que, a su vez, el desarrollo social y la justicia social no pueden alcanzarse si no hay paz y seguridad o si no se respetan todos los derechos humanos y las libertades fundamentales. Por ello espeta a los países y empleadores a trabajar por el bienestar humano real y sostenible ya no solo el consumo material.

Es paradójico que la ONU cree un día para defender la justicia social justo el año en que todo se desmoronó. La globalización no se ha traducido en una nueva era de prosperidad para todos, las desigualdades también aumentaron radicalmente en la mayoría de las regiones del mundo. La distribución individual de la riqueza se volvió aún más desigual. La desigualdad y las crisis alimentarias aumentaron creciendo exponencialmente las situaciones de pobreza.

En una época de abundancia, donde se busca agua en la luna y en Marte, pero en la Tierra mueren todos los días 1000 niños por falta de esta, algo tenemos que cambiar, y no remitirnos a un “día mundial” para que los jefes de estado de los países ricos queden bien en sus fastuosas reuniones.

La búsqueda de justicia social, debe ofrecer a cada hombre y a cada mujer la posibilidad de reivindicar libremente y en igualdad de oportunidades su justa participación en las riquezas que han contribuido a crear.

Debemos exigir medidas concretas para erradicar la pobreza, para llegar al pleno empleo, al trabajo decente, a la igualdad entre géneros, razas..., el acceso a los bienes sociales.

Sensibilizar, concienciar, llamar la atención, señalar que existe un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente en las sociedades para que, a través de esa sensibilización, los gobiernos y los estados actúen y tomen medidas o para que los ciudadanos así lo exijan a sus representantes.  

Please publish modules in offcanvas position.