Jueves, 28 Marzo 2019 09:20

Rompiendo límites

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

foro socialDel 22 al 24 de marzo, más de 200 personas procedentes de distintos puntos de España, junto con algunas procedentes de Marruecos, hemos estado compartiendo reflexiones sobre la que ya todos conocemos como Frontera Sur. El Foro Social ha intentado unir a personas y entidades que trabajan con personas migrantes para reflexionar sobre tres dimensiones de la realidad de las personas que cruzan por nuestras costas -o por la valla- en busca de mejores condiciones de vida.

Por un lado, hemos reflexionado sobre lo que ocurre realmente en la frontera: por qué un espacio que siempre fue de encuentro es ahora un lugar de vulneración de derechos; por qué los derechos que son innatos a cada persona, por el hecho de ser persona, son solo derechos de los que nacen en determinadas partes del mundo; cómo responden Europa y nuestro país a esas realidades.

En segundo lugar, hemos analizado cómo se forman los discursos en torno a la realidad de la migración; cómo se alimentan visiones distorsionadas de una realidad que se presenta como un gran problema cuando, en lo profundo, es la gran oportunidad para nuestro continente. Sin embargo, la manipulación de los datos que se realiza desde diferentes instancias nos hace tachar la situación como un problema al que no se le puede hacer frente.

Por último, junto con personas que están trabajando directamente en los espacios de frontera, analizamos cómo es la realidad en esos espacios transfronterizos; cómo viven las mismas personas que ya están en nuestro país, procedentes de otros países, pero siguen en la incertidumbre más absoluta.

Ha habido muchas reflexiones y momentos que nos han hecho pensar y sentir lo mucho que nos queda por recorrer hasta cambiar nuestro enfoque sobre esta realidad. A todos nos quedó claro que la frontera es algo más que una delgada línea que cruza un territorio, que es más bien una barrera mental que se produce mucho más allá de los espacios controlados por las autoridades. Y a todos nos quedó claro también que "para transformar la realidad es necesario conocer los detalles de lo cotidiano".

Valora este artículo
(3 votos)

Desde el departamento de Atención a la Grave Exclusión de Caritas Diocesana continuamos dando pasos en el desarrollo de la formación como uno de los pilares que nos definen.

Tras un diagnóstico de necesidades formativas desarrollado desde la Coordinadora de Exclusión que integra a los proyectos de calle de las Caritas parroquiales y el Centro Amigo de Cáritas Diocesana de Sevilla, se establecieron prioridades formativas para el curso 2019 que incluían necesidades referidas a salud mental.

En esa línea, bajo el título “Atención de personas que padecen con trastorno mental grave”, se planteó un ciclo formativo, dirigido a los agentes voluntarios que prestan su servicio en los diferentes proyectos que conforman el departamento y realizado con la colaboración del ETIC, equipo de las unidades de salud mental que trabaja directamente en la calle.

La demanda de asistencia desbordó todas las expectativas, obligando a la comisión organizadora a desdoblar la iniciativa en dos grupos. La asistencia ha superado el centenar de participantes.

Los voluntarios de los diferentes proyectos de intervención con personas en situación de exclusión social grave participaron durante los meses de febrero y marzo en sesiones donde se les posibilitó el compartir inquietudes, fortalezas y retos en torno al acompañamiento de personas con problemáticas relacionadas con la salud mental.

En esta línea, adquirimos el compromiso de asumir las situaciones de Salud Mental como una parte fundamental en la reflexión que vamos construyendo como equipos de atención a personas sin hogar, incorporándola a nuestra formación y a nuestras claves de trabajo diario, recogiendo, de la misma forma, las inquietudes de los espacios de coordinación de Cáritas en los niveles regional y confederal.

 
Viernes, 08 Marzo 2019 08:42

Para el 8 de marzo, todas con hogar

Escrito por
Valora este artículo
(3 votos)

mujeres, sinhogar, inclusionHoy, 8 de marzo, como cada año, celebramos el Día Internacional de la Mujer, siendo un momento idóneo para reflexionar sobre los avances conseguidos, los avances por conseguir y la participación de la mujer en los mismos, a pesar de esto, todavía, quedan personas y colectivos que se preguntan ¿porque un día para la mujer?

Podríamos decirles que, según la ONU, el 35% ha sufrido violencia solo por serlo, que desde 2003 han muerto casi 1000 mujeres por violencia solo en España, o que, las mujeres siguen ocupando los empleos más precarios, representan una mayoría en el mercado de trabajo informal y en el trabajo de cuidado no remunerado, por no hablar de la brecha salarial o del techo de cristal.

Por estas razones, y muchas más, se busca recordar que todavía queda mucho por hacer en la búsqueda y el encuentro de situaciones de igualdad. Quizá llegue el día en el que no haya nada que recordarle al mundo a este respecto, porque todos gozaremos de los mismos derechos y libertades. Mientras tanto, estas son algunas de las razones por las que todavía se hace necesario conmemorar un día como este.

Pero, ¿y si eres una mujer en situación de sinhogarismo?

Con la invitación de pensar en clave de igualdad y de innovación, los proyectos de atención a personas en situación de sinhogarismo queremos reivindicar la figura de lo femenino en las diferentes situaciones de calle y de exclusión social grave con los que vamos conviviendo.

La realidad de las mujeres en situación de sinhogarismo convive con situaciones de mayor vulnerabilidad, por múltiples factores, todos ellos complejos y que requieren soluciones complejas.

Por tanto, debido a la mayor vulnerabilidad de las mujeres en exclusión; a la mayor vulneración de derechos de estas; a la existencia de mayor número de recursos para hombres en situación de sinhogarismo; a la visión sesgada de los diferentes estudios realizados; a las situaciones de violencia mucho más crueles que sufren las mujeres en situación de sinhogarismo; y al, en definitiva, mayor estigma social que visualizamos en torno al colectivo, reclamamos en torno al Día Internacional de la Mujer:

  • Incorporar de forma específica la situación de las mujeres en los diferentes estudios que se realicen en torno a la exclusión social grave.
  • Tener en cuenta la situación particular de la mujer en situación de sinhogarismo en la adecuación de los recursos a los nuevos rostros de pobreza extrema.
  • Trabajar como línea específica la prevención del sinhogarismo con mujeres en riesgo de exclusión social grave.
  • Visibilizar a la mujer en situación de sinhogarismo en todas y cada una de las campañas que se realicen en torno a la sensibilización, formación y denuncia de las situaciones de calle.
  • Trabajar con los hombres en situación de sinhogar la situación específica de las mujeres en las mismas condiciones (mayor violencia, menor número de recursos, menor adaptación de los mismos…).
  • Favorecer el acceso de las mujeres en situación de exclusión social grave a recursos y dispositivos de inclusión y promoción social (programas de vivienda, de empleo…).
 
 
 
 
 
 
 

Please publish modules in offcanvas position.